Visitas de viciosill@s

viernes, 26 de noviembre de 2010

MOJANDOLO TODO




Salimos tarde del concierto y como el resto de la gente, nos fuimos a uno de los bares que había alrededor a tomarnos algo. Entramos en el local y este no tardó en llenarse, pero a nosotros nos dio tiempo a ocupar una de las mesas del fondo donde la luz era mas tenue y apenas molestaba.
Mike se levantó a por un par de copas de vino y al sentarse sin mas preámbulos me dijo como siempre bromeando :
- Y ahora dime…¿Cuál es una de tus fantasías sexuales habituales?
Yo me puse nerviosa, no por esta chanza suya, que era una de tantas, sino porque me di cuenta que la gente de las mesas de alrededor le habían visto venir con el vino y habían escuchado la pregunta y ahora mas de uno se había callado y estaba bien atento a mi respuesta, así que le dije:
- Mira, una de mis fantasías sexuales mas habituales es que voy al cine. En una de las salas están poniendo una película porno, me acerco a la taquilla y pido una entrada para esa película, el señor con barbas que hay tras la cristalera me da la entrada mientras mira mis pechos que se insinúan generosos debajo de esta camiseta verde tan escotada. Entro al cine, la historia ya ha empezado hace rato, están en plena acción, cuerpos desnudos tocándose, amándose, mezclándose. Veo a la gente difuminada por la sala y me siento al final donde casi no hay nadie. Elijo un asiento dos butacas mas adentro del pasillo y noto que al final de mi fila un señor se escurre en su asiento y adivino el movimiento rítmico de su brazo que acompaña a los jadeos y quejidos de los altavoces. De repente un extraño se levanta de su lugar y sin dejar de mirar la pantalla para no perderse ni un solo detalle se sienta a mi lado. Le miro, es alto, fuerte, bien parecido, enseguida pone su mano sobre mi rodilla y las yemas de sus dedos van levantando mi falda, subiendo por mi pierna, haciendo círculos prometedores sobre mi carne. Veo mas adelante que algunas chicas se levantan de sus asientos para desaparecer agachadas entre las hileras de butacas. Los dedos de mi acompañante están jugando entre mis muslos, en ese momento un escalofrío me recorre por dentro, la respiración me delata pero consigo controlarme. Detengo su mano y con los ojos le indico un gesto hacia su pantalón, él enseguida entiende el mensaje, así que desabrocha su cinturón, y en la semioscuridad escucho abrirse su cremallera, al momento me enseña orgulloso su sexo erecto, entonces le sonrío es una señal de aprobación, me gusta lo que me muestra y por el momento para continuar es suficiente.
Venga, Mike vámonos se nos va a hacer muy tarde.
- Ahora soy yo el que no puedo levantarme de aquí -responde apurado Mike-
- Te jorobas, eso te pasa por preguntar.
Pero yo, si que pude levantarme y Mike no tuvo mas remedio que seguirme, ante todos los que nos habían estado escuchando a nuestro alrededor ahora yo me sentía bien orgullosa de cómo mi amigo Mike llevaba abultada su entrepierna.

Nocilla_Light

3 comentarios:

  1. en las peliculas porno no se aman se toca con vicio los cuerpos se nota que veis pocas pelis porno jaajja por lo demas me ha gustado mucho tu relato, Y EL JOROBAS lo puedes suprimir te jodes, el te jorobas es demasiado fino para un texto erotico. EL PERRO FLACO.

    ResponderEliminar
  2. Me agradan las mujeres que se atreven a contarnos sus fantasías. Has utilizado muy bien la sugerencia y la evidencia. Si tenes que decir "joder", dilo, no te cortes con las palabras. Es un relato muy fresco y espontaneo me ha gustado mucho.
    Luis Molinero

    ResponderEliminar
  3. Por fin Nocilla se estrena , que bien!!!!!
    Buen estreno a ver si cunde el ejemplo.
    Muy bueno Nocilla.

    ResponderEliminar